Bonos de carbono y cáctus

La utilización de cactus en plantaciones intensivas para la obtención bonos de carbono plantea una gran oportunidad de negocio. Un cultivo de 1.000 hectáreas en zonas áridas, permite la reforestación, fijación de carbono y emisión de grandes cantidades de oxigeno, además es un freno a incendios forestales.

La implementación requiere riego por gota y un mantenimiento mínimo. Densidades de plantación de 25.000-35.000 plantas es perfectamente posible y rentable. Como segunda alternativa siempre el nopal podrá ser usado para energia mediante fermentación.

La fijación anual de dióxido de carbono usando cultivos de nopal es de 360 toneladas / hectáreas / año. A un valor de 86.18 euros / toneladas. (03 Julio 2022) Podemos obtener 31.025 EUROS/ hectárea, a un costo de producción de 3.000 euros /hectárea/año. para mantenimiento general.

Existen dos alternativas de obtener bonos de carbono.

- La primera es plantando desde semilla, lo cual es mucho mas sencillo para cálculos, en crecimiento y biomasa. Pero toma mas tiempo.

- La segunda es utilizar cultivos existentes. En este caso es posible usar las hojas de raleo o poda transformarlas en Biogas y vender el gas para uso en industria, electricidad o vehículos, calculando el dióxido que se ha dejado de emitir por reemplazo de combustibles fósiles. Esta alternativa sería mas compatible con cultivos existentes y las plantas de biodigestión pueden ser modificadas para trabajar con cactus. La producción de energia seria 15-20 veces más rápida que con estiércol. Esta solución puede ser implementada en un plazo de 6 meses si ya existen las plantas de Biogas con los permisos. En este caso no importaría la variación en producción de los cultivos sino el combustible reemplazado y ello es sencillo de medir.

Y el precio sigue subiendo

EGE-emisiones_carbono_03072022